Operación taxi: ¿cuál elegir?

Tener el mejor servicio de taxis en la CDMX es casi una misión imposible. Los usuarios se enfrentan con una variedad de tarifas y empresas que no garantizan la protección de los datos personales.

Fotos: Alfredo Boc.
Fotos: Alfredo Boc.

Suerte. Muchas veces eso se necesita para conseguir un servicio de taxi que cumpla con una tarifa adecuada, un conductor que no viole los reglamentos de tránsito y no ponga en riesgo nuestra vida, un automóvil que esté limpio y en buenas condiciones y la seguridad de que la información personal (trayecto, dirección, número de tarjeta bancaria) no sea utilizada en forma inadecuada.

La suerte no tiene que ver con la falta de opciones. En la Ciudad de México circulan más de 139 mil 170 taxis con permiso que prestan el servicio de transporte individual de pasajeros y tienen tarifas establecidas por ley. Además de un número —que nadie conoce con certeza— de automóviles que ofrecen el servicio de transporte, a través de las aplicaciones móviles como Uber y Cabify, cuyas tarifas no están reguladas.

En el mundo de los taxis existente en la Ciudad de México, un usuario puede pagar por un mismo recorrido desde 40 hasta 150 pesos. La tarifa dependerá del tipo de servicio que utilizó (taxi libre, ejecutivo, radio taxi, de aeropuerto, de sitio, de Uber o Cabify), así como de la hora, de las condiciones climáticas y del conductor que le toque.

Especialistas en transporte, como Roberto Remes, y Manuel Molano, director general adjunto del Instituto Mexicano para Competitividad (IMCO), coinciden en que las prácticas indebidas —como el cobro de tarifas, a voluntad de los conductores—, así como las innovaciones tecnológicas abrieron la puerta a servicios de transportación como Uber y Cabify, los cuales funcionan a través de una aplicación móvil, no están regulados por el gobierno y realizan los cobros sólo con tarjeta bancaria.

“El servicio de transporte por aplicaciones nació como resultado de malas prácticas en los taxis. El debate no debería ser cómo bajar a Uber y Cabify al nivel de los taxis concesionados, sino cómo subirlos a ellos a este nivel. Estas empresas vinieron a poner la vara alta en el servicio y el gobierno tampoco está respondiendo a esto”, señala Roberto Remes.

REGULACIÓN = CORRUPCIÓN

Manuel Molano destaca que la regulación actual favorece conductas ilícitas. Los procesos de verificación y de otorgamiento de placas —señala— son procesos corruptos y complejos. “No necesitamos un gobierno que nos proteja de Uber o Cabify, sino de la mala regulación en los taxis”.

José Eseverri, gerente de comunicación para Uber en México, señala que la regulación existente en la Ciudad de México es anterior a muchas innovaciones tecnológicas, que hacen posible la existencia de empresas como Uber que otorgan “un servicio privado y no público”, por lo que —asegura— esa regulación no aplica para ellos.

Por su parte, Ignacio Rodríguez, vocero de los Taxistas Organizados de la Ciudad de México (TOCDMX), comenta que “la simplificación administrativa nos caería muy bien, somos un sector sobreregulado”.

Rodríguez detalla que para ser taxista es necesario hacer una inversión inicial de, por lo menos, 100 mil pesos, más los gastos anuales de la revista vehicular, tarjetón y verificación de taxímetro. Para hacer esos trámites, reconoce, “uno tiene que pasar por procesos de corrupción, hay que contribuir con mordidas en cada uno de ellos, para no perder el tiempo y que se nos dé solución más rápido”.

Para los expertos, la tecnología es una herramienta que ayudaría a elevar el nivel de calidad de los taxis y combatir la corrupción en el sector.

Manuel Molano, del IMCO, lo ejemplifica así: usar el GPS, en vez del taxímetro de los años sesenta, haría inalterable la tarifa; además, el usuario tendría la certidumbre sobre la ruta que tomará el conductor.

Los tarjetones, que según la normatividad deben estar visibles a los costados del vehículo, son fácil de falsificar. A un usuario —asegura— le da mayor certeza ver la foto del operario en su teléfono, así como su nombre y el vehículo que abordará (como es posible hacerlo con las aplicaciones de Uber y Cabify).

El cambio de cromática (la pintura que identifica a los taxis) es un gasto innecesario para los conductores; además, “los vuelve vulnerables, porque los asaltantes saben que en el taxi se carga efectivo”.

28mayo(2)
Fotos: Alfredo Boc.

¿Y LOS DATOS PERSONALES?

El uso de la tecnología en los servicios de taxis también impone nuevos retos. Uno de ellos es garantizar la protección de la información que obtienen las empresas como Uber y Cabify.

Al usar alguna de esas dos aplicaciones, aceptas el uso de tus datos personales con “fines estadísticos” y para compartirlos con cualquiera de las empresas subsidiarias, con fines comerciales. Al momento de registrate como usuario otorgas tu nombre, mail, país, idioma, contraseña, número de celular, dirección IP, número de tarjeta de crédito, así como su fecha de vencimiento y número de seguridad.

En su política de privacidad, Uber declara que “si no está de acuerdo en que tratemos su información financiera, por favor absténgase de registrarse”.

Luis Fernando Sánchez Nava, Comisionado del Instituto de Información Pública y Protección de Datos Personales del DF, comenta que es necesario abrir un debate alterno para determinar cómo se protegerán los datos personales que los usuarios proporcionan a estas empresas de taxis.

“La tecnología avanza mucho más rápido que la normatividad. Buscadores, redes sociales y aplicaciones como estas manejan datos personales que se convierten en un producto, esos datos se cotizan en la bolsa de valores, finalmente no nos están regalando las aplicaciones, porque nuestros datos tienen un valor”, explica.

El comisionado dice que el tema de protección de datos personales debe analizarse porque si no están bien resguardados, pueden ser utilizados con fines ilícitos, convirtiendo a los usuarios en blancos fáciles para delitos como el secuestro, robo y usurpación de identidad.

 

DATOS

659 bases de sitios de taxis se identificaron en el DF en 2014

800% incrementó Uber la descarga de su aplicación en DF al regalar viajes gratis por bloqueos de taxistas.

 

¿PARA TODOS LOS BOLSILLOS?

Estas son las tarifas de taxis en la CDMX:

Taxi Libre
Banderazo en el día: $8.74
Cada 250 metros o 45 segundos se cobrará $1.07
Por la noche, tanto el brinco como el banderazo, aumenta 20%

Sitio con base
Banderazo en el día: $13.10
Cada 250 metros o 45 segundos se cobrará $1.30
Por la noche, tanto el brinco como el banderazo, aumenta 20%

Radio Taxis
Banderazo en el día: $27.30
Cada 250 metros o 45 segundos se cobrará $1.84
Por la noche, tanto el brinco como el banderazo, aumenta un 20%

Taxis de sitio con base en terminales de autobuses
Hasta 4 km: $58
Hasta 45 km: $321

Taxis en el aeropuerto
De 110 pesos, hasta 615 pesos, en un servicio sedán. En un servicio ejecutivo puede llegar a costar hasta 1,000 pesos.

Uber
Calcula la tarifa de acuerdo al destino y el modelo de automóvil que se utilice; de acuerdo con ello, las tarifas mínimas van de 40 a 150 pesos; aumentan por kilómetro y por minutos.

Cabify
La tarifa depende del destino y el modelo del automóvil. La tarifa mínima van de  55 pesos a 75 pesos; aumenta por kilómetro de 14 a 18.20 pesos.

 

¿CÓMO LES VA EN OTROS PAÍSES?

La Ciudad de México no es el único lugar donde la expansión de Uber ha causado revuelo entre taxistas y autoridades. Un Tribunal de Milán ordenó, en forma cautelar, el bloqueo de la aplicación, después de que varias asociaciones de taxistas italianos demandaron a la compañía por competencia desleal. En España también se bloqueó a la aplicación, después de una denuncia de la Asociación Madrileña de Taxis.

 

EL BOOM DE LAS APLICACIONES

EASY TAXI
Utiliza la tarifa de taxis de sitio. Ingresas, confirmas tu ubicación y selecciones “llamar taxi”. Tiene la opción de calificar el servicio del taxista como una experiencia positiva o negativa, en caso de ser la segunda puedes especificar los motivos. No tiene cargo extra por uso de aplicación y puedes comunicarte con el taxista por mensaje o llamada.

YAXI
Cualquier taxista certificado puede estar inscrito, ya sea libre, de sitio o radio taxi. La tarifa del taxímetro varía según el taxi que llegue por ti, no puedes elegirlo con anticipación. El pago puede ser en efectivo, tarjeta o paypal. Hay un pago extra de $12, por el uso de la aplicación.

TAXIBEAT
También reúne los tres tipos de servicios de taxis concesionados, pero puedes elegir cuál es la mejor para ti. Ves en tiempo real la ruta que el taxi toma, hasta llegar a tu punto de partida.

GÉNESIS APP
Colocas tu dirección, alguna referencia y tu modo de pago (tarjeta o efectivo). Localiza al taxista concesionado más cercano.

Compartir
Artículo anteriorFIFAIL
Artículo siguienteManual para destruir a Uber
Escucha conversaciones ajenas. Le gustan los datos y las solicitudes de información. Ama contar historias y los tacos al pastor. Tuitea de vez en cuando: @alecrail.