#SiFuéramosTuristas, aprenderíamos a cocinar en Casa Jacaranda

Dentro de una maravillosa casona de 1913, en la colonia Roma, se dan clases de cocina que, más bien, son una minitravesía gastronómica para conocer a fondo la comida mexicana. Por eso están dirigidas principalmente a extranjeros, pero se vale que uno como chilango las tome también, especialmente si eres de los que creen que las quesadillas crecen en los árboles.  

La experiencia empieza en el Mercado de Medellín, donde los chefs Beto Estúa y Jorge Fitz te dan un tour para encontrar los ingredientes más ricos y frescos. De vuelta en la casa, vas a aprender desde cero a preparar algunos platillos, con instrumentos como el molcajete y el metate. También se habla sobre las leyendas detrás de cada alimento. Hay plática, cotorreo y diversión.

Y después, ya que te hayas convertido en chef-por-un-día, es la hora de comer. Puedes invitar a un amigo a disfrutar de los platillos en la hermosa terraza de la casa, con un mezcalito y toda la cosa.

Lo único malo es que el precio de la experiencia está en dólares y cuesta 170 (y con el dólar por los cielos…). Pero si tienes curiosidad y alma de gringo glotón, lo vale.

 

Casa Jacaranda
Colonia Roma
casajacaranda.mx

Compartir
Artículo anteriorHaz el bien. Come pizza
Artículo siguienteMaratón CDMX | Los protagonistas de los 42 kilómetros
Estudió Comunicación en la UNAM, pero en realidad aprendió a escribir en los chat rooms noventeros y luego en los blogs. Es tan fan de la Ciudad de México que tiene el mapa del Metro tatuado en el brazo.