Conoce las Duke’s Burgers de Coyoacán

Tengo que admitir que mi barrio nunca se ha caracterizado por tener buenas opciones de comida. El carácter medio hippie y bohemio de Coyoacán no ha sido muy propicio para grandes expositores culinarios. Recientemente celebramos la llegada de un burger joint en forma, muy dentro de la zona turística. Duke’s Burgers and Beer tiene todas las características de esta nueva onda de lugares para comer hamburguesas.

Tras una breve exploración del menú, mis ojos y glándulas salivares se centraron en la Big Momma —sirloin cubierto de queso americano, suizo y tocino, con lechuga, jitomate y cebolla—. Para redondear el sabor pedí que le agregaran pepino agridulce. Tardó poquito en llegar, pero en cuanto hizo su aparición me sorprendió, de entrada tenía mis reservas porque, según yo, el pattie de sirloin sólo tiene desventajas: no se amalgama bien y le falta sabor.

Vino la primera mordida e inmediatamente pude comprobar mi prejuicio con el tipo de carne. Bien, muy a secas. El sirloin se esconde siempre. Tiende a estar blando, pulposo. El término, más o menos, pues tendía más a lo crudo en el término medio solicitado, aunque sí pasó sin mucha pena ni mucha gloria.

Aún así, me gustó que, por primera vez en muchísimo tiempo, hay un interés y un buen esfuerzo por hacer un burger joint real y que no asemeja a las hamburguesas de carrito. Lo más rescatable de todo, el pepino agridulce. Gran idea y gran complemento al platillo.

Como siempre, comentarios y sugerencias siempre son bienvenidos en @burgermanmex, en Instagram, en el blog y ahora en la flamante página de Facebook.