Del paint a la página de papel

El auge de internet ha hecho que muchas publicaciones que nacieron en este formato pasen al impreso para los lectores que prefieren el papel. este es el caso del blog de Allie Brosh, hecho en Paint y nacido en 2009.

Para crear un cómic que cuente historias trascendentes no es necesario ser un buen dibujante, como lo demostró Allie Brosh, una chica de California que hace siete años abrió un programa de diseño muy básico en su computadora y empezó a retratar en trazos sus experiencias como adolescente. Lo que empezó como un ejercicio para expresarse se convirtió en un web cómic con el que muchos jóvenes alrededor del mundo se identificaban. El giro de su obra llegó cuando la chica fue diagnosticada con depresión, lo que la llevó a dibujar como loca y tratar de plasmar lo complicado pero también cómico de esta enfermedad.

En la novela gráfica Hipérbole y media, Allie no tiene miedo de compartirnos sus andanzas y sus miedos más profundos a través de una serie de dibujos crudos e infantiles que, al mismo tiempo que dan ternura, perturban. El tono, supuestamente dramático, ayuda a enfatizar lo cómico de las situaciones. Fondos monocromáticos, trazos gruesos y personajes silueteados ayudan a crear una atmósfera franca y accesible para cualquier lector. Al lado de su perrita, que siempre la acompaña, Allie nos comparte su viaje de la infancia a la adultez.

Compartir
Artículo anteriorUna delicia congelada
Artículo siguienteAdiós a las toallas y a los tampones
Nació en Xalapa, Veracruz en 1988; es antropóloga, reportera y editora. Ha publicado en diversos medios nacionales y actualmente escribe en Máspormás sobre cine, libros y cultura.