¿Dónde comer?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

1.- Para comenzar

Desayuno

El desayuno es parte fundamental de la rutina, por eso, comienza con algo ligero en Marché Dumas, como una pizzeta en una base de tortilla de harina o maíz, con salsa pomodoro, jamón, queso manchego y un huevo estrellado. O si planeas limpiar tu cuerpo de toda la comida navideña que absorbiste el mes pasado, también cuentan con jugos prensados en frío, los cuales permiten que los extractos de las frutas duren cinco días. Te ayudarán a mantener la línea y que continúes tu plan de ser sano.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Marché Dumas. Alejandro Dumas 125, Col. Polanco.

2.- Para deleitarse

Comida

Para aquellas personas con un paladar exigente, el restaurante Rustic Kitchen es una parada obligatoria. Tienen un toque neoamericano en el que ofrecen ricas entradas y deliciosos platos fuertes, como el pulpo a la parrilla con un toque de paprika española y aceite de olivo;  si de plano estás en una estricta dieta prueba la ensalada César Rustic, servida sobre una canasta de queso parmesano y acompañada de crotones de focaccia y aderezo de limón pimienta.

Pulpo RK 2

Rustic Kitchen. Alfonso Reyes 122, Col. Hipodromo Condesa.

3.- Para terminar

Cena

Es de conocimiento popular que cenar pesado produce sobrepeso y que no duermas bien. Sin embargo, hay que dejarse consentir algunas veces y darse el antojo de ir a lugares como el restaurante Kaye. Prueba el It’s not another lemon pie, que es una crema de limón con merengue quemado y liofilizado de pasión, el cual puedes combinar con Mateo, un trago con tequila, bourbon, hierba mate, jugo de toronja y azúcar blanca dejándote un buen sabor de boca.

Its not another lemon Pie Kaye

Kaye. Alfonso Reyes 108, Col. Condesa.

Compartir
Artículo anteriorLa lucha por la identidad
Artículo siguiente¿ A quién le darías el Oscar?
Comunicóloga y periodista en proceso. Acapulqueña de corazón y defeña por elección. Amante de la música y las letras.