En Sabor de Luna venden bichos y están deliciosos

Insectos y otros ingredientes oroginarios del (ex) DF son los protagonistas en el restaurante Sabor de Luna

Quizá llegaste a ir al Sabor de Luna original, que estaba frente al embarcadero Fernando Celada, en Xochimilco. Ahí ganó fama como restaurante “prehispánico”, una definición imprecisa. Para Gabriela Luna, su chef y propietaria, es comida mexicana, así, en el amplísimo y sabrosísimo sentido de las palabras.

Bueno, pues ahora Sabor de Luna está en Coapa, y aunque hubo algunos ajustes a la carta —con ayuda del chef Jorge Luis de la Cruz, egresado del Claustro de Sor Juana—, los protagonistas siguen siendo los bichos. Los insectos eran una importante fuente de proteína para los pobladores originales del Valle de México, pero tampoco es que nuestros ancestros hayan dejado tutoriales de YouTube sobre cómo preparar sus recetas. Por eso en Sabor de Luna se pone énfasis en los ingredientes originarios del (ex) DF, sin caer en fundamentalismos 14 Lunes 4 de Abril de 2016 Máspormás ni darle la espalda a los alimentos europeos.

Del lado carnívoro están el conejo, el caracol, la rana y los insectos: chinicuiles, chapulines, huevo de hormiga y especies “invitadas” según la temporada; también hay opciones “postcolombinas”, como tasajo, codorniz o pollo. Y en lo vegetal, los meros meros son el amaranto, los pétalos de flores y el aguacate. De ahí surgen platillos como el conejo al pulque, las tortitas de amaranto con mole de jamaica o la codorniz en salsa de cacahuate. Ñom, ñom. De beber hay pulques curados, aguas frescas (de sabores inusuales y deliciosos como amaranto, chocolate, maíz azul o pinole) y mezcal servido en un pepino escarchado.

Gabriela lamenta que a los platillos preparados con insectos se les llame “comida exótica”, ¡cuando son tan comunes y de aquí, como los nopales!

 

CÁELES EN… Avenida Acoxpa 566 loc. 2, planta alta, esq. Prologación División del Norte, Coapa. Lunes a domingo de 9 a 21h.

Compartir
Artículo anteriorLunes de manifestaciones en el centro de la CDMX
Artículo siguienteLove of Lesbian tocará en la ciudad
Estudió Comunicación en la UNAM, pero en realidad aprendió a escribir en los chat rooms noventeros y luego en los blogs. Es tan fan de la Ciudad de México que tiene el mapa del Metro tatuado en el brazo.