Tres menciones honoríficas. Tres.

Se acaba el año y con ello llegan recuentos y listas de lo mejor y lo peor. 2015 deberá  ser recordado como el año en que la hamburguesa llegó para quedarse. Nunca me había tocado tener tantas nuevas burgers por comer. Antes de hacer mi top cinco del año, quería mencionar tres hamburguesas que, aun sin revelar si entran al codiciado conteo, merecen una mención aparte y que son, afortunadamente, de recién ingreso a nuestros paladares. En ningún orden, más que el alfabético, les presento las que deben probar en 2016:

Cajún Rustic Burgers (Gob. Luis G. Vieyra #11-4, San Miguel Chapultepec). El gran secreto de este lugar, además de sus ingredientes de gran calidad y sabor, es la plancha de granito donde se cocinan. Parecería que no importa, pero sí y mucho. Se nota que hay una voluntad de tener un establecimiento simple donde el sabor sea el rey. Se nota, se siente y encanta. De verdad, uno de los lugares de reciente apertura más recomendables, e incluso me atrevo a clasificarlo como imperdible.

Moo House Burgers (Lomas y Bosque de Chapultepec). Cuando supe de éstas, he de admitir que me molestó que usaran el sacrosanto nombre de “Double-Double” de las In-n-Out. Tal sacrilegio debía ser investigado y más les valía hacer una buena hamburguesa, si no la ira de Burgerman caería sobre ellos. Cumplieron. Con creces. Esta doble-doble no le pide nada a la original. Gran sabor, mucha grasa, pan muy competente, queso en su proporción perfecta. No se necesita más. En realidad es toda una labor hacer que un platillo aparentemente simple sepa bien. Moo House Burger lo logra y con muy buena estrella.

Mooyah Burgers (Distintas sucursales). Cuando una hamburguesa simple y sencilla de carne, queso y tocino funciona, no hay mucho qué moverle. Hamburguesas estilo americano. Parecerían fast food, pero no lo son. Hechas al momento. Ingredientes frescos y muy bien logrado el pattie de carne que, aunque lo anuncian y pregonan como bajo en grasa, en realidad está lleno del elixir mágico de una buena burger. Que haya más sucursales pronto y que todas las franquicias sean así. Quizás podrían mejorar sus papas, pero fuera de eso, grandes palmas para este lugar.

Compartir
Artículo anteriorEntre tragos y un buen arte
Artículo siguienteCita Godzilla
Chihuahuense de nacimiento, radica, desde el siglo pasado en Coyoacán. Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana. Tiene 3 carreras paralelas, concomitantes a veces, separadas generalmente. Por un lado existe Marcelo Lara, director artístico en Warner Music y músico: guitarrista de Moderatto, y también Marcello Lara, catador de hamburguesas: Burgerman.