William Burroughs y su paso por la CDMX

William Burroughs llego a la Ciudad de México en los 50, lugar en donde vivió el suceso que marcó su vida como escritor

El famoso escritor nació el 5 de febrero de 1914 y murió el 2 de agosto de 1997. Es conocido por ser miembro de la generación literaria autodenominada como los Beats. Se dice que desde niño tuvo un acercamiento a las drogas pues alguien le dijo que al consumirlas tendría dulces sueños.

s18-libros-Colonia-Roma-Cibeles

ESTO TE PUEDE INTERESAR: LA CDMX EN LAS LETRAS DE JOSÉ EMILIO PACHECO

Tras sus problemas con las drogas escapó de Estados Unidos junto con su segunda esposa, Joan Vollmer. Juntos llegaron a la CDMX, misma que describió así en una carta a Lewis Marker: “Era una ciudad de un millón de habitantes con aire claro y brillante, y un cielo de ese tono especial de azul que tan bien combina con los buitres, la sangre y la arena: el puro, amenazador y despiadado azul mexicano”.

mexico-city-college

Su primer domicilio fue en la calle de Orizaba, en la colonia Roma. Durante su estancia en la Ciudad de México tomó clases en el colegio Mexico City College, que era famoso por sus cursos para aprender el español. Tomaba los cursos de escritura jeroglífica mexicana y lengua maya con el profesor R. H. Barlow. En la foto puede apreciarse la fachada del colegio.

insurgentes1940

Uno de los lugares favoritos del escritor era el extinto Bounty Bar, muy cerca de la Av. Insurgentes y Álvaro Obregón. En donde también Jack Kerouac pasaba a tomarse sus tragos. Hoy en día el local es un restaurante de enchiladas donde presumen que Burroughs escribió parte de su famosa novela El almuerzo desnudo.

esposos

Sus vida se vio marcada por un hecho que marcó el antes y el después  de su carrera. Al intentar vender un arma y después de haber tomado mucho, subió a su apartamento ubicado en Monterrey 122, también en la Roma, junto a su esposa Joan Vollmer en donde decidieron jugar  a la rutina de Guillermo Tell, un juego en el que colocan un objeto en la cabeza de alguien y el otro dispara. Al estar demasiado tomado Burroughs falló su disparo y mató a su esposa con un tiro en la frente.

lewis-marker

Su amigo Lewis Marker, quien lo acompaña en la foto en un bar de la CDMX, narró el suceso:

– Escucha Joan, ¿recuerdas a Guillermo Tell? –preguntó Burroughs.

– Claro, la leyenda suiza que inspiró Wilhelm Tell de Friedrich Schiler. Dispara con una ballesta a una manzana posada sobre la cabeza de su hijo. Sólo por no reverenciar a su opresor.

– Exacto. ¿Te animas? Nunca he fallado.

Joan bebió lo que le quedaba de trago, y se preparó para la gran hazaña que la llevaría a las últimas de sus consecuencias.

Burroughs llenó un vaso de ginebra y lo colocó sutilmente sobre su cabeza.

– Vamos hazlo, ¡dispara!

Acto siguiente mató a su esposa.

ayh_lecumberri

Al llegar los paramédicos Joan seguía con vida pero murió en el hospital. Burroughs paso 13 días en Lecumberri y fue liberado por el famoso abogado Bernabé Jurado, mejor conocido como El rey de los tramposos, sagaz corruptor de jueces.

periodico

Al salir de prisión el periódico La Prensa lo buscó para obtener una entrevista en la que cambió los hechos, marcando el suceso como un accidente: “Mi esposa había tomado algunas copas. Yo saqué la pistola para mostrarla a mis amigos. La pistola se resbaló y cayó, golpeándose con una mesa y se descargó. Todo fue puramente accidental”.

Colonia-Roma

Se dice que William Borruoghs no hubiera sido el escritor que fue sin su visita a México y, claro, sin el suceso en el que muere su esposa. Se han hecho recorridos en los que se visita el departamento del suceso, pero es muy difícil, si no imposible, que las hermanas que ahora habitan la vivienda te dejen entrar a ver las paredes en las que Bourroghs creaba su magia.

(Fotos: La Ciudad de México en el tiempo/Col. Villasana-Torres/ Fototeca)