¡Apocalipsis rocker!

Dieciséis ediciones del Vive Latino y sigue siendo una galería de anécdotas de “perdí a mis amigos”, “se llevaron mi coche al corralón”, “me llovió pipí”, “me desmayé”, “me vendieron un boleto falso”. Aprende de los errores históricos, reconoce los contratiempos y no dejes todo al “ái se va”.

13marzo(1)X

TRASLADOS

A menos que vayas en bola y de verdad planees llegar súper temprano (aunque todos sabemos que más de tres chilangos poniéndose de acuerdo significa RETRASO), no lleves coche. Y si de todos modos tú y tu pandilla se van a empapar en la lluvia, pues ya mejor dejen mojado el camión y/o el taxi y no los asientos de tu bonico auto. Al final, habrá transporte de 12 a 2 am, con nueve destinos: San Ángel – Perisur, Tasqueña – Xochimilco, Tacubaya – Observatorio – Cuajimalpa, San Lázaro – Cuatro Caminos – El Rosario, Pantitlán- Santa Martha, Circuito (en ambos sentidos), Villa de Aragón – Martín Carrera, Indios Verdes – Reclusorio Norte y Escuadrón 201 – Constitución de 1917. No te quedes a foreverear, porque si se te va el último camión, te conviertes en calabaza.

REVENDEDORES ZOMBI

Lo susurran con voz aguardentosa: “Boleto que le sobre, boleto que le falte, boleto que le sobre, boleto que le falteeee”. Los revendedores acosan desde el Metro. Si no tienes boleto, te la van a dejar caer durísima con el precio. Si te sobra uno, te van a rodear como zombis para intentar llevárselo a cambio de unas cuentas de vidrio (y no te van a soltar hasta lograrlo). Si necesitas comprar o vender entradas, tuitserchea o busca en Facebook antes quién busca o a quién le sobra, y arréglenlo entre civiles no infectados por el virus de la reventa.

LLUVIA

Los chilangos no tenemos memoria histórica y cada año se nos olvida cuánto diluvió el anterior, entonces nos salimos con tenis de tela y chamarra de mezclilla y luego andamos plash-plash-plash. Para el Vive está anunciado un apocalipsis pluvial. No te van a dejar entrar con paraguas y todos sabemos en qué desgracia termina la-capa-capa-la-capa-lleve-la-capa de 15 pesos que te venden afuera. Ve preparado, lleva un impermeable de buena calidad (si no tienes, compra uno o pídelo prestado, ¡pero ya!) y botas de lluvia (no tienen que ser las ultramegafashion: ¡las de jardinero-pescadero-industrial son las más chidas y baratas!). La ventaja es que si te avientan un vaso con pipí (clásico de cualquier evento masivo en México), ni lo vas a notar.

 

DESCONEXIÓN

Ya sabes que no va a haber señal. Por más que le des refresh, no, ya no insistas, deja el celular, suelta… ¡que lo sueltes! Nomás te vas a acabar la batería con tu desesperación. ¡Tranquilízate! Lleva un libro electrónico para que tengas algo que leer en pantalla (si tanta es tu necesidad), o baja fotos de gatitos con antelación. ¡Evita volverte loco con el síndrome de abstinencia! Ah, y descarga la app del Vive Latino. Sé un ñoño. Arma tu agenda con las bandas que quieres ver. Trae el mapa en el bolsillo, evita perderte, ponte bien de acuerdo con tus amigos sobre dónde se verán al final.

BAÑOS

Lluvia incesante + baños de cabinita: imagínate el desastre y los charcos asquerosos. Por favor no lleves pantalón guango ni falda larga (no quieres ninguna prenda que arrastre por el piso y absorba todo a su paso). Si eres chava, consigue un embudo para orinar de pie (los venden en Mercado Libre). Si eres hombre, por favor no contribuyas al desastre y atínale al mingitorio, no seas puerco.

 

VIVE LATINO

13, 14 y 15 de marzo, de 13 a 01 h.

Foro Sol. Viaducto Piedad y Río Churubusco, Ciudad Deportiva.

www.vivelatino.com.mx

Compartir
Artículo anteriorEdición impresa: 13/3/2015
Artículo siguienteJóvenes emprendedores podrán obtener apoyo del GDF
Estudió Comunicación en la UNAM, pero en realidad aprendió a escribir en los chat rooms noventeros y luego en los blogs. Es tan fan de la Ciudad de México que tiene el mapa del Metro tatuado en el brazo.