Conoce y disfruta los carnavales del DF

Cuando escuchamos la palabra “carnaval”, nuestra mente viaja hasta Río de Janeiro, Barranquilla o -más cerquita- a Mazatlán y Veracruz. Pero ninguna de esas es la ciudad del mundo con más fiestas de carnaval: esos somos nosotros, los chilangos

Cada año hay, por lo menos 59 carnavales en la Ciudad de México (sin contar las fiestas que organizan los colombianos o los brasileños). No cuentan con las multitudes que se reúnen en Brasil, España o Sinaloa; pero no desmerecen en alegría e intensidad.

De hecho, la fiesta ya está en marcha. El primer carnaval de la temporada comenzó el domingo pasado en San Pedro, Iztacalco, con un desfile que representa el triunfo de los mexicanos sobre los invasores franceses en 1862: una tradición que comenzó en 1914. Eso da pie a conciertos de surf, ska, rockabilly, rock, cumbia y banda, en una celebración que se extiende hasta abril.

Y lo mejor es que este carnaval, como todos los de Iztacalco, está a unos cuantos minutos de las líneas 2 y 8 del Metro, en estaciones como Xola, Villa de Cortes, Nativitas, Iztacalco o Coyuya.

EL PEÑÓN DE LAS FIESTAS

En la orilla de la ciudad, justo donde se une con el Estado de México, está el corazón de dos de las grandes fiestas chilangas. El Peñón de los Baños (junto al Aeropuerto y cerca de la estación del metro terminal Aérea), se viste de gala con la recreación de la Batalla del 5 de Mayo y con su carnaval.

Lo que hace destacar a este carnaval es la música: justo aquí nacieron los sonideros, por lo que sus mejores exponentes animarán la celebración que empieza el domingo 15 y termina el martes 18.

Aunque se trata de una fiesta con décadas de tradición, rivaliza en alegría e intensidad con dos carnavales muy jovencitos que aún buscan su personalidad: Azcapotzalco y los de Xochimilco.

Los primeros tienen apenas cinco años, pero ya tienen sus personajes:el ahuizote (“perro de agua” en náhuatl) y el “tlachiquero” (encargado de extraer el aguamiel del maguey). Los de Xochimilco ya suman 40 añitos y han sobrevivido épocas duras en las que incluso desaparecieron, desde 2008 volvieron con más fuerza, a tal grado que comparsas del carnaval de Veracruz se unen a sus festejos.

Otro encanto de los carnavales es la posibilidad de comprar los artículos que elaboran los propios habitantes de los barrios donde se desarrollan los carnavales. Sobre todo en el caso de Iztapalapa: en Santa María Aztahuacán puedes comprar máscaras de cera y trajes de charro bordados, que son una belleza.

QUE PASEN LOS CHINELOS

La característica principal que distingue a los carnavales del centro del país, en especial los de la Ciudad de México, son los grandes desfiles donde destacan los chinelos. Son los de influencia tlaxcalteca.

Este tipo de carnavales cuentan con gran tradición, previa a la Revolución Mexicana, pero fueron suspendidos durante esa época. Mucha gente escapó de la violencia que se vivía en la ciudad y se establecieron en Tlaxcala, donde incorporaron la costumbre de disfrazarse: primero de animales salvajes, luego de caníbales y ahora de expresidentes, luchadores y hasta personajes de telenovelas.

Estos son los que se viven en las delegaciones Gustavo A. Madero y Tláhuac. Los desfiles se llevan a cabo el mediodía y dan pie a los bailes, ya por la tarde o noche. La mayor parte de esas fiestas comienzan el viernes 13 y terminan el martes 17. Para el miércoles 18 ya debe haber acabado la celebración: es el miércoles de ceniza y la llegada de la cuaresma. Pero eso no detiene que cada fin de semana hayan conciertos a los que se le pone la etiqueta del carnaval.

 

¡ARRANCA LA FIESTA!
En estas fechas dan inicio algunos de los carnavales chilangos más populares:

San Pedro, Iztacalco: 1 de febrero
Azcapotzalco: 13 de febrero
Iztapalapa: 13 de febrero
Tláhuac: 14 de febrero
Cuajimalpa: 14 de febrero
Xochimilco: 14 de febrero
De La Asunción: 14-18 de febrero
Venustiano Carranza: 15 de febrero
Gustavo A. Madero: 15 de febrero
Milpa Alta: 20 de febrero
De Santa Cruz: 21-22 de febrero
De Los Reyes: 28 de febrero-1 de marzo

(MIRÉIA ANIEVA)

Compartir
Artículo anteriorFuertes indicios, 6 de febrero de 2015
Artículo siguienteEl DF estrenará ciclovías en este 2015
Nació en Xalapa, Veracruz en 1988; es antropóloga, reportera y editora. Ha publicado en diversos medios nacionales y actualmente escribe en Máspormás sobre cine, libros y cultura.