El mercado ‘derrumbado’ por una pipa

Los 78 locatarios del mercado de Contadero y sus familias son las otras víctimas de la explosión provocada por una fuga en una pipa de gas en Cuajimalpa. Hasta ahora sólo han recibido promesas.

Fotos: Ignacio Gómez.
Fotos: Ignacio Gómez.

La explosión del Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, registrada hace poco más de dos meses, no sólo afectó la vida de los trabajadores y usuarios de la clínica; también impactó la economía de los comerciantes del Mercado de Contadero: sus ventas se desplomaron y ahora viven en la incertidumbre al no saber qué sucederá con su lugar de trabajo.

Los comerciantes del Mercado de Contadero son las otras víctimas que dejó la explosión del pasado 29 de enero, ocasionada por una pipa de gas que surtía al Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, y que provocó el colapsó de 70% de la clínica, más de 73 heridos y cinco muertos.

El 30 de enero, el entonces jefe delegacional de Cuajimalpa, Adrián Rubalcava, realizó un recorrido con especialistas de protección civil por las instalaciones del Mercado de Contadero, ubicado a un costado del hospital.

En ese primer análisis se determinó que el lugar tenía que ser cerrado, por las afectaciones estructurales que le provocó la explosión. A los 78 locatarios del mercado se les reubicó en el estacionamiento del mercado.

A más de dos meses de la explosión, estos comerciantes siguen sin tener claridad sobre qué pasará con su fuente de trabajo.

Si se visita el estacionamiento del mercado se encontrará que de los 78 locatarios, sólo continuan en el lugar menos de 40.

Graciela Balanzar, empleada de una tortillería, explica: “a las personas les da miedo venir a comprar aquí”.

El pasado 2 de marzo, el gobierno del Distrito Federal anunció que a los locatarios del Mercado de Contadero se les incorporaría al programa de Seguro del Desempleo, que ofrece una ayuda económica de 2 mil pesos mensuales. Esto se haría para compensar las bajas ventas de los comerciantes.

“Hasta la fecha no nos han dado nada, nos dijeron que lo iban a activar hasta el 20 de abril. ¿Mientras qué? Yo ya tengo deudas por 35 mil pesos”, reclama Isidro Rojas, locatario de una verdulería que vendía hasta 2 mil 500 pesos diarios antes de la explosión y que ahora obtiene menos de 500 pesos diarios.

Fotos: Ignacio Gómez.
Fotos: Ignacio Gómez.

NO HAY PARA CUÁNDO

Después de los peritajes, las autoridades de la delegación y del gobierno del Distrito Federal determinaron que el mercado tenía que ser demolido para construir uno nuevo. Aún no hay una fecha concreta para que comiencen estos trabajos, de acuerdo con el encargado de despacho de la delegación Cuajimalpa, Mario Valdés.

Para que la delegación cuente con los recursos necesarios para este proyecto, tiene que participar en la convocatoria del Fondo de Mercados Públicos de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), que tiene disponibles 70 millones de pesos, según lo aprobado por la Asamblea Legislativa (ALDF).

Uno de los requisitos para participar en la convocatoria –que cierra el próximo 15 de abril– es que la delegación presente un proyecto para el Mercado de Contadero, el cual aún no se tiene.

De acuerdo con Mario Valdés, el pasado 30 de marzo se reunieron las autoridades delegacionales con funcionarios del gobierno del Distritio Federal para determinar los espacios que tendrá tanto el Hospital Materno Infantil como el Mercado de Contadero, para realizar un anteproyecto. El hospital se levantará en una superficie de 9 mil metros cuadrados y el mercado, en 2 mil 500 metros.

Mario Valdés asegura que construir el mercado costará entre 25 y 30 millones de pesos; 20 millones serían otorgados por la Sedeco, a través del Fondo de Mercados Públicos. El resto sería aportado por la delegación, que tiene disponibles 4.2 millones de pesos de su presupuesto.

Personal de la dirección de comunicación social de la Sedeco informó que se prevé extender el plazo de la convocatoria para acceder a los recursos del Fondo de Mercados Públicos.

Para obtener los recursos de la Sedeco, la delegación también debe presentar un  programa de reubicación de los locatarios para que ellos puedan continuar con su trabajo mientras se construye el mercado, como precisan las bases del Programa para el Fomento y Mejoramiento de los Mercados Públicos del Distrito Federal 2015.

Mario Valdés reconoce que aún no se sabe dónde serán reubicados los comerciantes.

Los locatarios, por su parte, señalan que su líder Sonia Granados ya mandó la propuesta para que se les reubique en una cancha de futbol, la cual está a menos de 100 metros del Mercado de Contadero.

Para varios de ellos, la cancha no es el mejor lugar, porque es un espacio reducido.

Juan Suárez, un señor que vende jugos en el mercado desde hace más de dos décadas, señala que el principal problema es la incertidumbre tras la renuncia del ex delegado Adrián Rubalcava: “Ya no sabemos (qué va a pasar), como ya no tenemos delegado”.

 

 

DATOS

1987, año en que se inauguró el Mercado de Contadero.

5 mercados públicos hay en la delegación Cuajimalpa.

 

UN FONDO “SALVADOR”

Este será el segundo año en el que se aplica el Fondo para Mercados Públicos. En 2014, la ALDF autorizó un monto de 70 millones de pesos para este programa, pero la Sedeco logró extender este presupuesto a casi 85 millones.

Ese año se apoyaron a 13 mercados de las delegaciones Álvaro Obregón, Cuajimalpa, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Miguel Hidalgo, Tlalpan, Tláhuac, Xochimilco y Benito Juárez.

Las autoridades delegacionales aportaron más de 63 millones de pesos, por lo que el monto total destinado al mejoramiento de mercados públicos de la Ciudad de México sumó más de 148 millones de pesos el año pasado.

 

 

 

Compartir
Artículo anteriorPropuestas
Artículo siguienteLa Secretaría de Energía le da un revés a Gas Express Nieto
Reportero, ciudadano y cuasi adicto –en recuperación– de las bebidas energizantes. Por ahí dicen que soy el elemento más antiguo del equipo editorial de Máspormás, ¿será?