Estación Oceanía: cadena de errores

El choque en la Línea 5 del Metro se debió a un error humano, señala el dictámen; los conductores culpan a las fallas en la comunicación. Y el sistema de radiocomunicación que costó más de 700 millones de pesos sigue sin instalarse.

13mayo(1)

Las autoridades del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro concluyeron que el choque de dos trenes en la estación Oceanía de la Línea 5, se debió a un “doble error humano”, pues en el momento del percance había “condiciones operativas favorables”.
Al presentar el dictamen del Comité de Investigación de Incidentes Relevantes del STC, Joel Ortega, director del Metro, aseguró que se actuará contra, al menos, dos trabajadores por fallas atribuibles a ellos, sobre todo, por haberse distraído.

Uno de ellos es el conductor del tren que se impactó, el 05, a quien se le señala por presuntamente no cambiar al modo de conducción manual que se usa cuando hay lluvia. El segundo es el trabajador responsable de monitorear el avance de los trenes desde el Puesto Central de Control (PCC), porque no alertó al conductor del tren 05 de que en la estación Oceanía había otro detenido.

El pasado lunes, los conductores involucrados declararon en una entrevista radiofónica que el percance se debió a fallas en el sistema de comunicación entre trenes y el centro de control, además del mal estado del convoy.

Fernando Rosales, conductor del tren que se impactó, explicó que al estar en la estación subterránea Terminal Aérea, no tuvo comunicación con el PCC, por lo que no se enteró de que tenía que desactivar el piloto automático por la lluvia y granizo que caían.
Rodrigo Pascual, conductor del tren que recibió el golpe, aseguró que se detuvo al salir de Oceanía porque había un obstáculo en la vía. Pidió al PCC que cortaran la corriente, pero no tuvo respuesta.

El sindicato del Metro solicitó, en la sesión de ayer del Comité de Incidentes Relevantes, permitir que los trabajadores desahoguen las pruebas que sustentan sus dichos.
Ortega afirmó que si bien el convoy es antiguo, se encontraba “funcionando correctamente”.

Gerardo Requis, director de Ingeniería y Desarrollo Tecnológico del STC y secretario ejecutivo del Comité de Investigación, detalló que el accidente que dejó 12 lesionados fue el resultado de una cadena de errores.

De acuerdo con la investigación, el conductor Fernando Rosales, por distracción, no se percató de la señal que se envió desde el PCC de que estaba lloviendo, la cual se ve en el semáforo ubicado a la salida de la estación, por lo que antes de salir de Terminal Aérea no activó el modo manual de conducción. Dejó el piloto automático, por lo que no se puede controlar el frenado.

Al mismo tiempo, desde el PCC, el regulador no activó el Despacho Bajo Orden, instrucción que se da cuando llueve para que un tren no avance si hay otro en la estación siguiente.

El tren 05 avanzó con piloto automático y, según el dictamen, ignoró tres de las cinco señales que hay entre Terminal Aérea a Oceanía. Al percatarse de la cuarta señal, la cual alertaba de un tren detenido adelante, el conductor aplicó el frenado de urgencia, pero ya estaba por descender de la pendiente que existe entre ambas estaciones, por lo que el tren se bloqueó y patinó sin posibilidad de detenerse.

El tren que salía de Oceanía se encontró con un obstáculo que presuntamente era parte del material de una obra de mantenimiento en las vías, que realiza la empresa OCMA Ingeniería S.A. de C.V, contra la que también se analizan sanciones por dejar objetos fuera de lugar.

El dictamen y un video reconocen que el conductor reportó ese inconveniente, pero no hubo respuesta desde el PCC.  ​

¿Y LOS RADIOS?

En diciembre del 2013, el STC firmó un contrato con la empresa Thales Communications &Security para adquirir un sistema de radiocomunicación con tecnología digital Tetra, el cual tuvo un costo de 40 mil euros (alrededor de 726 millones de pesos).

Con esta compra se buscaba modernizar el sistema de comunicaciones del Metro, un área en la cual no se invertía desde hace 22 años, dijo en ese entonces Joel Ortega.

De acuerdo con el contrato firmado a finales del 2013, el sistema consta, entre otras cosas, de cinco mil radios portátiles y 72 estaciones base.

La instalación de los equipos de radiocomunicación tendría que empezar, a más tardar, en marzo de 2014 y concluir en septiembre de 2015, de acuerdo con la licitación.

Fue hasta el pasado 6 de marzo, cuando Joel Ortega informó que el Instituto Federal de Telcomunicaciones otorgó la concesión de 72 pares de frecuencia para la operación del sistema.

Hasta ahora, dijo en esa fecha Joel Ortega, la comunicación en el Metro se realiza a través de telefonía embarcada en los trenes y en las estaciones.

 

DATOS

7 grados tiene la pendiente entre Terminal Área y Oceanía; no debe rebasar los 4 grados.

4 personas permanecen internadas en el hospital.

40 años de servicio tiene el tren 05.

10 vueltas había dado el tren ese día, sin reportar problemas.

 

VELOCIDADES DE UN IMPACTO

El tren 04 avanzó 123 metros al salir de Oceanía y se detuvo al ver un obstáculo.

El tren 05 salió de Terminal Aérea a 49.7 kilómetros por hora.

Al frenar en la pendiente y patinarse, agarró una velocidad de 56.3 kilómetros por hora.

El tren 05 impactó al tren 04 a una velocidad de 31.8 kilómetros por hora.

Al ser chocado, el tren 04 es aventado 6.9 metros hacia adelante​.

Compartir
Artículo anteriorChristian Von propone mayor seguridad para en Benito Juárez
Artículo siguienteOcho segundos, por @mariocampos
Rafael Montes es reportero de la ciudad desde hace siete años. Apasionado de la movilidad, el urbanismo y el medio ambiente. Ciclista y peatón cotidiano, no tiene auto y sólo de ser muy necesario deja la bici para subirse al Metro o al coche de su novia.