La vida sin cohetes

Aunque la producción y compra de cohetes es prohibida en la capital, existen numerosas formas de procurarse fuegos artificiales en los mercados ilegales o en el Edomex, a unos pasos del DF.

La zanja es enorme: mide casi seis metros de profundidad, tiene el ancho de un campo de futbol y está repleta de cohetes a punto de estallar. A un lado, un par de sujetos se encarga de mantener la explosión bajo control. De pronto, una voz grita ¡fuego! y la detonación se eleva en una nube de humo gigantesca, que deja paso a una maraña de ruidos y colores de casi 15 metros de alto.

El ‘arsenal’ es parte del nuevo decomiso que la policía del DF realizó en el marco del Operativo Cometa, que cada año tiene lugar durante los meses previos a las fiestas patrias, para acabar con la pirotecnia ilegal en la Ciudad de México.

Fotos: Cuartoscuro
Fotos: Cuartoscuro

En teoría, la incautación debería servir, entre otras cosas, para limitar la contaminación ambiental que producen los fuegos artificiales, pero su destrucción por combustión parece producir el efecto contrario. Aunque otro de los argumentos esgrimidos por las autoridades para limitar la venta de petardos es que cada año se produce un aumento de 35% de afluencia en los hospitales de la capital por quemaduras de cohetes, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud local.

Para mediados de septiembre de 2015, después de 45 días de operativo, la policía confiscó más de nueve toneladas de pirotecnia ilegal, principalmente en los mercados de la Merced y Sonora, puntos habituales de venta en la ciudad.

A Nancy le preocupan poco esos operativos: lleva 10 años vendiendo cohetes a los vecinos de su barrio, situado en el poniente de la ciudad, y nunca ha sido inquietada por la policía. El negocio lo comenzó su abuela, después su madre y sus tías, hasta que finalmente lo heredó.

Fotos: Cuartoscuro
Fotos: Cuartoscuro

A diferencia de lo que hacen otros comerciantes aledaños, ella prefiere surtirse de material en el mercado de Sonora en lugar de viajar hasta Tultepec, en el Estado de México, donde la venta de pirotecnia es legal y se produce 80% de los fuegos artificiales consumidos en el país.

Por tres mil pesos, compra 40 kilos de mercancía con los que duplica su ganancia en menos de dos meses. “Es una tradición, a todos alguna vez les llamó la atención tronar cohetes”, explica su vecina, quien sí viaja al Edomex para comprar petardos a sus hijos.

En la Ciudad de México la quema de cohetes no es un delito, pero sí una falta cívica que se castiga con una multa de mil 470 a dos mil 98 pesos, según la cantidad de pólvora incautada, o con un arresto de entre 25 y 36 horas, de acuerdo con la Ley de Cultura Cívica del DF. A menos que se posea un permiso expedido por el área de protección civil de la delegación donde se planee hacer la quema.

TRADICIONALES SÍ, PERO MÁS REGULADOS

Una de las voces que defienden con más vehemencia una mayor restricción al uso de la pirotecnia en la ciudad es la de las asociaciones protectoras de animales, las cuales durante las fiestas patrias encienden la discusión en redes sociales.

De acuerdo con Mónica Pineda, integrante de Gente por la Defensa Animal, en septiembre se incrementa el número de animales que sufren algún tipo de estrés por el ruido y las luces que desprenden lo fuegos artificiales.

“Hemos sabido de casos extremos en que los perros brincan por la ventana o escapan despavoridos de la casa porque pierden el control, quedan aterrorizados y no saben en realidad si es un ataque, una bomba o disparos, ellos lo único que perciben es peligro”, señala.

Fotos: Cuartoscuro
Fotos: Cuartoscuro

Extrañamente, otra voz a favor de las restricciones pirotécnicas es la de Fabiola Poblano, integrante y líder de la Comisión de Pueblos y Barrios Originarios del Distrito Federal, quien considera que el hecho de que se trate de una tradición no debe generar conflictos entre personas que habitan en un mismo espacio.

“Debe haber un equilibrio en la parte cívica, en la parte del descanso de la gente”, sostiene, pese a que muchos de los permisos para la quema legal de pirotecnia son tramitados por procesiones religiosas y fiestas tradicionales.

“De pronto huele tanto a pólvora que la gente ya no puede disfrutar; estaría a favor de que se hiciera una regulación en cuanto a los cohetes, porque también ha habido accidentes”, concluye.

Sin embargo, mientras se genere este acuerdo entre las partes involucradas, seguirá en vigor la prohibición del Operativo Cometa y el mercado ilegal generado, del que dependen los ingresos de varias familias del DF y del Edomex durante estas fiestas patrias.

Fotos: Cuartoscuro
Fotos: Cuartoscuro

PARA CUIDAR A TUS MASCOTAS: 

Acomoda a tus animales de compañía en la habitación más aislada de ruido para evitar el estrés por el sonido de cohetes.

Deja la luz prendida para evitar que se asusten con los flashes de los fuegos artificiales.

Si el ruido de los cohetes es fuerte, procura mantener a tu mascota resguardada en su transportadora.

EN CASO DE QUEMADURAS

El Instituto Mexicano del Seguro Social recomienda que en caso de una quemadura por algún objeto fabricado con pólvora:

  • Alejes a la persona del objeto que causó la quemadura.
  • Le quites la ropa si está pegada a la piel o si la quemadura es muy amplia.
  • Laves con agua tibia y jabón durante 20 min. la zona afectada.
  • En caso de quemaduras de primer grado, lo más recomendable es que apliques crema hidratante en la zona afectada.
  • En quemaduras de mayor grado debes acudir al médico; si la zona afectada es extensa, debes cubrir la herida con lienzos limpios y húmedos durante el traslado al médico.
Fotos: Cuartoscuro
Fotos: Cuartoscuro

NO MUY LEJOS DE AQUÍ: 

A poco más de 40 kilómetros de la ciudad, en el municipio de Tultepec, Estado de México, se fabrica casi 80% de la pirotecnia que se quema en el país. Al ser la principal actividad comercial del municipio, más de 60% de su población se dedica a la manufactura y venta de fuegos artificiales. El mercado de San Pablito es uno de los lugares cercanos a la Ciudad de México donde es posible comprar cohetes de manera legal.

CIFRAS:

  • 35% aumentan los accidentes por quemaduras de cohetes durante el mes de septiembre en el DF.
  • 587 policías  participaron este año en 17 operativos.
  • 6.5 toneladas de explosivos se destruyeron el  14 de septiembre.
  • 9 toneladas de cohetes fueron confiscadas entre el 1 de agosto y el 13 de septiembre en el DF.
  • 4 delegaciones participaron: Gustavo A. Madero, Venustiano Carranza e Iztapalapa

QUEMA DE COHETES EN EL OPERATIVO COMETA:

Compartir
Artículo anteriorEl presidente y el dominó
Artículo siguienteFuertes Indicios, 15 de septiembre de 2015
Reportero titular que a veces juega de editor derecho, formado en redacciones de un par de diarios nacionales, pero siempre cubriendo la ciudad. En los ratos libres me gusta practicar boxeo, no porque esté de moda, sino porque te pone en forma para los ‘chacaleos’.