Los excluidos de la cultura

Los proyectos alternativos como el trueque de libros, los paseos nocturnos o los talleres móviles se concentran en tan solo cinco delegaciones de la ciudad

Si vives en Xochimilco y buscas teatros, talleres o museos abiertos después de las cinco de la tarde, probablemente tengas que desplazarte hacia el centro de la ciudad para encontrar opciones novedosas.
Habitar en la periferia del Distrito Federal puede volverse una desventaja si quieres acceder a una amplia oferta cultural: los corredores educativos y artísticos que se han desarrollado en el centro y sur de la urbe han excluido a gran parte de la población, analiza el especialista en educación y pobreza de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Sergio Martínez.
Pero incluso las nuevas expresiones y los colectivos sobre microurbanismo, educación, género y economía colaborativa han mantenido la exclusión geográfica que sufren varias delegaciones de la capital.

Fotos: Alfredo Boc
Fotos: Alfredo Boc

De acuerdo con la plataforma Vivero de Iniciativas Ciudadanas (VIC), que desarrolló el Centro Cultural de España en México (CCEMx) –proyecto que engloba 350 nuevos proyectos comunitarios–, las actividades independientes en boga igualmente coinciden en zonas concéntricas similares a las que existían tradicionalmente.
Gracias a esta herramienta, se puede notar que los nuevos colectivos ciudadanos y las actividades como el trueque de libros, los paseos nocturnos o talleres móviles de cine y teatro escasean en delegaciones de la periferia.
Iris Bello, una estudiante de ingeniería que habita en la delegación Xochimilco, asegura que las opciones en su entorno son limitadas en horarios, actividades y recintos, por lo que la mayoría de las ocasiones opta por visitar la zona centro, privilegiada culturalmente hablando.
“La noche de museos es para mí la oportunidad perfecta para ampliar mis descubrimientos culturales en la ciudad, el horario ampliado te lo permite aunque sólo sea una vez al mes”, afirma.
De hecho, cuando se sobrepone el mapa de la oferta cultural con el de la zonas más ricas de la ciudad, se evidencia que existe una fuerte segregación económica y cultural en las delegaciones con mayor índice de marginación, como son Xochimilco, Iztapalapa o Gustavo A. Madero.

Fotos: Alfredo Boc
Fotos: Alfredo Boc

Otro factor que afecta la inclusión artística es el transporte público, cuya red de atención masiva se tiende en las partes más urbanizadas, complicando así los accesos a las zonas altas de la ciudad.
Felipe Leal, vicepresidente del Seminario de Cultura Mexicana, señala que, para superar esta problemática de exclusión, hace falta desarrollar conectividad entre todas las expresiones independientes para poder crear una difusión masiva de proyectos. Además de que crezca la oferta, aprovechando el abanico de actividades que en su mayoría son de acceso gratuito y buscan que la población sea incluida y se involucre.

EJEMPLOS INTERNACIONALES
Para Sergio Martínez, una opción podría consistir en introducir proyectos culturales en el boom inmobiliario, incorporando espacios para el arte en las plazas comerciales, entendiendo que ahora estos lugares cumplen con un aspecto sociológico importante, siguiendo el modelo de la ciudad de Londres. “Detener la expansión comercial es jugar a los magos; creo que se deben aprovechar los espacios dando prioridad a las actividades culturales que vayan dirigidas a toda la población”, afirma.
En tanto que otro de los recursos que las autoridades podrían usar para llegar más lejos en la difusión y promoción de la cultura es el de las estaciones del Metro: bajo el esquema del transporte de París, en donde estos espacios son aprovechados para incentivar expresiones artísticas.

Fotos: Alfredo Boc
Fotos: Alfredo Boc

De acuerdo con el experto en desarrollo y gestión urbana de la Universidad del Externado de Colombia Herman Amaya, Medellín es un caso de éxito moderno y representativo de la manera en que el fomento de actividades e inmuebles ha contribuido a incluir a la población de los barrios marginados en la vida de la ciudad. “Desde una perspectiva de políticas públicas, los parques-biblioteca de Medellín han permitido generar espacios arquitectónicos y sociales en los que el eje fundamental es la cultura”.
Pero por el momento, para acabar con la limitante cultural, la Secretaría de Cultura solamente tiene un plan de desarrollo 2014-2018, con el que promete contribuir al desarrollo de una sociedad más equitativa, con mayor acceso a la formación y a los bienes culturales, garantizando la participación en la vida cultural como un derecho esencial del ser humano.

Fotos: Alfredo Boc
Fotos: Alfredo Boc

Desde el año 2000, las delegaciones son las encargadas de repartir los fondos culturales ofrecidos por la ciudad, de acuerdo con sus propias necesidades.
Por lo que el titular de la dependencia, Eduardo Vázquez Martín, espera que se forme una sinergia que permita aprovechar esos recursos de manera eficiente.
“En administración, los presupuestos vienen después de las ideas, ahora habrá que verificar que se apliquen correctamente”, declaró.

ENTREVISTA CON SERGIO MARTÍNEZ, EXPERTO EN EDUCACIÓN Y POBREZA DE LA UAM:

OPCIONES CULTURALES EN EL DISTRITO FEDERAL

En el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) se tienen registrados 141 recintos artísticos en la Ciudad de México, con exposiciones en las que los visitantes pueden conocer la herencia cultural, social, política y económica del país.
Tan sólo la Secretaría de Cultura del DF tiene a su cargo 5 museos, 3 teatros, 4 faros, 64 Libro Clubes ubicados en las 16 demarcaciones, 25 Cine Clubes en toda la ciudad, además de la coordinación de la Feria del Libro y la Feria de las Culturas Indígenas que se realizan cada año.

Fotos: Alfredo Boc

MARCO LEGAL

  • El artículo 32 bis de la Ley Orgánica de la Administración Pública local señala que corresponde a la Secretaría de Cultura diseñar y normar las políticas, programas y acciones de investigación, formación, difusión, promoción y preservación del arte y la cultura en el Distrito Federal.
  • Dicha dependencia debe, a la par, impulsar, desarrollar, coordinar y ejecutar todo tipo de actividades culturales orientadas a enriquecer la calidad de las manifestaciones existentes, resaltando los principios democráticos de igualdad, libertad, tolerancia y pluralidad.
  • La agenda de cultura de la CDMX debe estar integrada en el marco del respeto a la diversidad e identidad culturales, el derecho al desarrollo de la propia cultura, la conservación de las tradiciones y la participación social.
Fotos: Alfredo Boc
Fotos: Alfredo Boc

CIFRAS:

  • 4 Fábricas de Artes y Oficios (FAROS) existen en la ciudad.
  • 577 millones 630 mil 176 pesos fue el presupuesto cultural 2015
  • 5  delegaciones concentran los espacios culturales  de la CDMX.
  • 5 zonas arqueológicas son abiertas al público en la ciudad.

VISITAS VIRTUALES EN EL DF:

Museo de Frida Kahlo

Templo Mayor

Paseos del Inah

 

Compartir
Artículo anteriorDiputados: La anormal normalidad
Artículo siguienteDeseos transformados en ARTE
Reportera de Ciudad en constante aprendizaje, siempre buscando la forma de inquirir y transmitir. Amante de los gatos y fan de las sonrisas sinceras.