Transporte que ‘invita’ a la paciencia

La Línea 1 del Metrobús es zona de guerra de lunes a viernes: todo por un espacio. Eso lo sabe bien Anahí Villegas, una de los 470 mil usuarios de este sistema de transporte.

Por las mañanas, para llegar a su trabajo, Anahí debe librar varios campos de batalla. Primero el Metro: viajar de Pantitlán a Chilpancingo no es fácil, pero parece juego de niños junto al reto mayor: abordar la Línea 1 del Metrobús.

Son las 08:45 de un viernes. Anahí lleva en carriola a su hijo de dos años. El autobús llega a la estación Chilpancingo y toda una tropa de hombres y mujeres se agolpa a las puertas del Metrobús. Codazos, pisotones, gritos y jaloneos son algunas de las estrategias usadas por los pasajeros. Pocos logran entrar. Anahí y su hijo no.

Veinte minutos y cinco autobuses después, madre e hijo continúan en la misma estación. Anahí decide cambiar su plan. “Cuando no puedo subir me regreso una o dos estaciones y lo intento de nuevo”. Es en la estación Campeche donde, por fin, logran abordar. Son las 9:10 de la mañana.

El Metrobús, “un sistema efectivo de transporte público”, según reza su sitio web, comenzó sus operaciones en la ciudad de México hace 10 años. Con su llegada, se eliminaron los microbuses que daban el servicio de transporte por Insurgentes para ser sustituidos por “autobuses de capacidad y tecnología de punta”. La demanda de usuarios entonces se calculaba en 250 mil 900 personas. Hoy la utilizan unas 470 mil personas.

Casi 10 años después de su creación, la Línea 1 del Metrobús transporta a la misma cantidad de personas que utilizan, en su conjunto, las Líneas 2, 3, 4 y 5 del sistema.

“La Línea 1 del Metrobús está padeciendo las consecuencias de su éxito”, dice Salvador Herrera, director de Urbanístika, empresa que asesora proyectos de transporte en el DF.

Guillermo Calderón, director del Metrobús, dice que la solución para aliviar los problemas de saturación sería incrementar el número de autobuses que dan servicio. Pero el problema de este sistema no es de cantidad.

Esta línea tiene en operación 112 autobuses articulados y 34 biarticulados, de acuerdo con información obtenida a través de una solicitud de información. Estos autobuses tienen capacidad para transportar a 13 mil 40 personas por hora, en una sola dirección. El problema es que la Línea 1 transporta entre 15 y 23 mil personas por hora, en un solo sentido de la circulación; mucho más de lo que permite su capacidad.

Desde 2011, la Línea 1 del Metrobús ya estaba al 101% de su capacidad, de acuerdo con la Declaratoria de necesidad para la prestación del servicio de transporte público colectivo de pasajeros en el corredor Metrobús “Insurgentes”, publicada en la Gaceta Oficial del DF.

La solución entonces fue aumentar la flota de autobuses.

“El problema es de planeación”, asegura Gerardo Oseguera, integrante de la Academia de Ingeniería en Transporte, de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM). “La ciudad —explica— tuvo una explosión demográfica en los 80; se hicieron medidas para vialidad y para transporte reactivas, en lugar de ir planeando a 10 años o 20 años. En la Ciudad de México planeamos no 10 años adelante, sino 10 años atrás”.

Francisco Alvarado, ingeniero de transporte de la UACM, explica que si se cambiara toda la flota a autobuses biarticulados, que tienen una capacidad de 240 pasajeros, y se optimizara el funcionamiento de los semáforos, la Línea 1 podría estar transportando a 15 mil pasajeros/hora/sentido.

Jorge Montejano, investigador del Centro Geo, explica que, considerando el porcentaje aproximado de viajes por hora que se realizan en la Zona Metropolitana del Valle de México, de acuerdo con la Encuesta Origen Destino del INEGI, hay horarios en donde la oferta de transporte y de distribución es suficiente, pero de seis a 10 de la mañana, de una a 4 de la tarde y de seis a ocho de la noche, el sistema está completamente rebasado.

Eso lo sabe muy bien Anahí Villegas, quien no sólo por la mañana sino también por las tardes tiene que viajar incómoda, resignarse a las demoras y luchar por llegar sana y salva a su destino.

TOP

Las Estaciones del sistema de transporte que presentan mayor afluencia.

*Indios Verdes: 32,265 usuarios

*Glorieta de Insurgentes: 29,740

*Poliforum: 27,621

*Dr. Gálvez: 26,540

*Buenavista: 23,728

*Félix Cuevas: 21,214

*Perisur: 21,052

*Reforma: 17,738

*Chilpancingo: 16,313

ALTERNATIVAS EN LA MESA

Estas son algunas propuestas que tienen los expertos para solucionar los problemas de la Línea 1 del Metrobús:

*A corto plazo: Que toda la flota sea de autobuses biarticulados y hacer las estaciones más largas.

*A largo plazo: Transformar el Metrobús en un sistema que tenga mayor capacidad, como un tranvía o un tren ligero.

*Vía alterna: Utilizar vías paralelas a Insurgentes para dividir la demanda de viajar de norte a sur de la ciudad.

(Alejandra Crail)

 

Compartir
Artículo anteriorSangre de mi sangre, hecho en México
Artículo siguienteEl amor en los tiempos del Tinder
Escucha conversaciones ajenas. Le gustan los datos y las solicitudes de información. Ama contar historias y los tacos al pastor. Tuitea de vez en cuando: @alecrail.