¿Y la transparencia, candidato?

Informar sobre su trayectoria académica y política, su patrimonio y sus propuestas, no es una prioridad para la mayoría de quienes buscan ser electos como delegados.

7mayo(1)

Si un ciudadano desea conocer los rostros, las trayectorias, las propuestas y, sobre todo, el patrimonio de sus candidatos a jefes delegacionales no lo va a lograr fácilmente.

Al menos, no lo conseguirá si lo busca en la página que el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF)  creó especialmente para ello.

El IEDF creó YoDecidoDF.org para que, de manera voluntaria, los candidatos suban datos sobre su trayectoria, sus propuestas y las propiedades que poseen para que los capitalinos tengan información y puedan realizar un voto razonado.

Sin embargo, a dos semanas de que iniciaran las campañas, los aspirantes a cargos de elección popular poco se han preocupado por difundir esta información y, en especial, por transparentar sus declaraciones patrimoniales.

De 134 candidatos a jefes delegacionales, hasta este miércoles sólo 25 subieron su fotografía y de ellos, y sólo nueve publicaron su declaración patrimonial.

La página del IEDF no es el único espacio para que los candidatos muestren su compromiso con la transparencia. Existen al menos otras cuatro plataformas: Ciudadan@s Uni2, Pienso Luego Voto, el Observatorio Electoral del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Candidato Transparente, las dos primeras redireccionan a la página del IEDF.

En la plataforma de Candidato Transparente #3de3, impulsada por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y Transparencia Mexicana, hasta el pasado miércoles 17 aspirantes habían publicado declaraciones patrimoniales, de intereses y fiscales.

Otros, como Jenny Saltiel, candidata de Morena a Cuajimalpa, y Arne aus den Ruthen, candidato independiente a Miguel Hidalgo, publicaron una carta con el compromiso de que si ganan la elección, será entonces cuando den a conocer sus posesiones.

CANDIDATOS SIN PRISA

Ulises Corona, especialista de la UNAM en temas electorales, y Eduardo Bohórquez, presidente de la asociación civil Transparencia Mexicana, coinciden en que los candidatos ya se tardaron en ser transparentes.

Corona asegura que la falta de interés para dar a conocer sus propuestas y sus posesiones se debe a que “tenemos una gran fobia por el concepto de transparencia y rendición de cuentas… la política que van a llevar a cabo, si ganan, va a ser, de entrada, viciada por el oscurantismo y la opacidad”.

El hecho de que ni siquiera se animen a subir sus propuestas de campaña refleja, dice, que no le apuestan a un proyecto político serio.

“Son candidaturas cortoplacistas con campañas mediocres, en donde el que tenga más recursos para comprar más pepsilindros, más tortibonos, más tinacos y tenga más dinero para movilizar a la ciudadanía, va a ser el ganador, es decir, estaremos eligiendo a candidatos de mayor presupuesto, no de mayor calidad política”, resalta Corona.

La responsabilidad de obligar a esos aspirantes a ser transparentes, asegura, es tanto del IEDF como de los ciudadanos. Aunque, en realidad no es obligatorio que los candidatos presenten sus declaraciones patrimoniales.

Eduardo Bohórquez, presidente de Transparencia Mexicana, señala que la ausencia de información ilustra al elector “quién es quién entre los candidatos… se ilustra el compromiso que tienen con los electores. Y es muy valioso saber que no están dispuestos a abrirse”.
Hay delegaciones en las que brilla la ausencia de información; ningún aspirante a gobernar Iztapalapa, Tláhuac y Tlalpan, por ejemplo, han divulgado ninguna información en estas plataformas.

Bohórquez considera que “eso advierte un posible pacto entre candidatos, donde prefieren que ninguno publique, porque así no pone en una situación complicada a su contrincante”.

 

DATOS

23 candidatos subieron información de su trayectoria profesional.

3 de 7 candidatos independientes subieron información a la página, pero sólo fueron sus trayectorias profesionales.

 

ESTO ES LO QUE DICEN TENER…

* David Razú, aspirante de PRD-PT-PANAL en Miguel Hidalgo. Declaró tener ingresos anuales por 921 mil pesos y una moto BMW de 85 mil pesos.

* Polimnia Romana, aspirante de PRI-PVEM a Álvaro Obregón. Declaró tener una motocicleta de 200 mil pesos.

* Ricardo Monreal, aspirante de Morena a Cuauhtémoc. Declaró tener ingresos anuales de más de un millón de pesos, un departamento de 270 mil pesos. Destaca que su esposa tiene tres casas y siete terrenos en Zacatecas.

* José Luis Muñoz Soria, aspirante de PRD-PT-PANAL a Cuauhtémoc. Declaró tener un BMW 2008,  un MiniCooper 2012 y un Mercedes Benz 2012.

* Xiuh Tenorio, aspirante de PRI-PVEM a Benito Juárez. Declaró tener ingresos anuales por más de un millón de pesos, dos departamentos y una camioneta Grand Cherokee, entre otros valores.

* Esthela Damián, aspirante de Movimiento Ciudadano a la delegación Venustiano Carranza. Presentó una declaración del 2013, donde dijo tener ingresos anuales por 793 mil pesos y una cuenta bancaria con tres mil pesos.

* Julia Bonetti Mateos, aspirante del Panal a la delegación Cuajimalpa. Entregó una hoja donde declaró tener una Jeep del 2007 sin informar el valor, una cuenta de ahorro y no tener bienes inmuebles ni tarjetas de crédito.

* Valentín Maldonado, aspirante del PRD-PT a Coyoacán. En una hoja declaró tener un departamento adquirido al contado este año, una camioneta Toyota 2013, tres cuentas bancarias con saldos variables que no reportó y seis tarjetas de crédito.

* Laura Guerrero Konishi, aspirante del Partido Humanista a Coyoacán. Declaró en una hoja tener dos cuentas bancarias con inversión total de 300 mil pesos, adeudos de dos tarjetas por 44 mil pesos en total y 400 mil pesos entre joyas, menaje de casa y obras de arte.

 

¿QUIÉN TIENE CANDIDATOS MÁS TRANSPARENTES?

Las delegaciones con más candidatos transparentes ante el IEDF son Coyoacán y Cuauhtémoc. Y eso es un decir. De los ocho candidatos a delegados que hay en Coyoacán, dos hicieron pública su declaración patrimonial; en Cuauhtémoc, de los siete candidatos, sólo dos la presentaron. Dar a conocer la declaración patrimonial no es obligación de los candidatos, sino un acto voluntario, ante la demanda de la sociedad civil organizada.

Compartir
Artículo anteriorEn el Metro “cuando te toca, te toca”
Artículo siguienteQuesadilla de Schrodinger
Rafael Montes es reportero de la ciudad desde hace siete años. Apasionado de la movilidad, el urbanismo y el medio ambiente. Ciclista y peatón cotidiano, no tiene auto y sólo de ser muy necesario deja la bici para subirse al Metro o al coche de su novia.