Joder a México

Manual

Primer disparo
En asuntos de justicia somos hipócritas: tenemos las cárceles llenas de inocentes que esperan un debido proceso, acusados de delitos que no cometieron y que no tienen ni un centavo para defenderse con un buen abogado, para demostrarle a la Justicia Mexicana lo injusta que es con ellos. Si bien les va, habrá un “Usted disculpe” años después de haberles destruido la vida. Sí, cambió el sistema de justicia penal, pero hay miles arrestados que no viven ese privilegio, porque somos obtusos con los asuntos de justicia. Supongo que a ellos los tratamos como delincuentes de segunda, tercera, de cuarta. Son los mexicanos que no importan. Eso es joder a México

 

Segundo disparo
Tenemos, por lo menos, cuatro, cuatro gobernadores acusados de corrupción: tres exgobernadores, Duarte de Chihuahua, Borge de Quintana Roo y Padrés de Sonora, y un gobernador con licencia, Duarte de Veracruz. Ellos no han pisado la cárcel “esperando un debido proceso”, no nos dicen dónde están, supongo que los tratarán como presuntos delincuentes de primera. No regresarán ni un quinto. Son los mexicanos que sí importan. Eso es joder a México.

 

Tercer disparo
Un nuevo Preocupador General de la República, Raúl Cervantes, que seguramente se volverá fiscal, cuate del presidente Peña Nieto, primo del abogado de Los Pinos, el que cuidará las colas de todos aquellos que las traen largas, pues. Eso es joder a México.

LEE LA COLUMNA ANTERIOR DE NACHO LOZANO: EL PRIISTA QUE LLEVAMOS DENTRO

 

Cuarto disparo
Hagamos como que hacemos. Mandemos a Arely Gómez a hacer como que se indigna en la secretaría de la (Dis)Función Pública (¿o impúdica?). ¿O a poco usted cree que caerán los peces gordos, esos que de la pobreza, la corrupción y del crimen organizado hacen un gran negocio? Eso es joder a México.

 

Último disparo
Pago mordidas, me salto la fila, el semáforo, manejo peda o pedo, robo tantito, no me gusta saber por quién voto, me hago güey cuando le pegan a mi vecina, mato mascotas, robo en el Metro, recibo prevendas en campaña, golpeo a mi vieja o a mi viejo, pago por mujeres y hombres víctimas de trata, atropello peatones, soy un prepotente con mis guaruras, robo terrenos para construir edificios… Eso es joder a México.

Compartir
Artículo anteriorMuertos de cuatro patas
Artículo siguienteCriadero de cuervos
Con 15 años de kilometraje en medios, cree que el rigor de la ironía y la seriedad de la risa pueden hacer un periodismo original.