Joder a México en el 2017

Manual

Primer disparo
No sé qué es peor: si el descaro de la administración de Peña Nieto al mentir cuando prometió que con la reforma energética bajarían los precios del gas, luz y gasolinas, o la terrible ingenuidad de los mexicanos que creyeron el engaño.

 

Segundo disparo
En este país los pobres se hacen más pobres y los ricos más ricos. Según el gobierno de Peña Nieto, subir la gasolina es “saludable” económicamente, pero subir el salario mínimo es inflacionario. Ah, caray. “¿De la salud de quién hablamos?”, preguntó irónicamente el escritor Álvaro Enrigue en las redes. ¡No chinguen!

 

Tercer disparo
Somos un país petrolero que estúpidamente importa las gasolinas que consume. Es como sembrar aguacates e importar el guacamole que alguien más nos vende caro; así está nuestro desmadre energético. Nos están saqueando. Suben las gasolinas, el gas, la luz y con ellos todos los productos de primera necesidad que dependen de estas energías. Sube el dólar y al salario mínimo ni lo tocan, resultado: la inflación llegaría a un cuatro o cinco por ciento. ¡Que la paguen los jodidos mexicanos, esos que se tragan cualquier cuento!

LEE LA COLUMNA ANTERIOR DE NACHO LOZANO: LA RULETA DE LOS FRANELEROS

Cuarto disparo
El nuevo gober de Veracruz anunció después del robo de Duarte que condonará multas a los que durante años no las pagaron. Ah, chinga: y los que sí cumplieron que se jodan, ¿no? Moraleja: hazte güey con las multas, al cabo de unos años te las perdonarán. ¿Y qué beneficios tendrán los que pagaron? Eso también es joder a México.

 

Último disparo
Peña y su mensaje: “en el año que viene afrontemos la adversidad con unidad”. ¿Unidad? ¿Y encima quiere que todos nos unamos en torno a él?

Compartir
Artículo anterior¿De dónde sale tanto turista?
Artículo siguienteCelebrando la sincronicidad
Con 15 años de kilometraje en medios, cree que el rigor de la ironía y la seriedad de la risa pueden hacer un periodismo original.