Cajún: una burger original

La San Miguel Chapultepec siempre ha sido una de esas colonias con una mística muy especial. Es un oasis de arquitectura ecléctica que parece estar muy lejos de la locura de la selva de concreto que la rodea. Meterse a cualquiera de sus calles es como transportarse a un pueblito que existe aparte de todo lo demás. Recientemente, la colonia se ha vuelto refugio de aquellos que huyen de la Condesa o la Roma, pero que no quieren alejarse tanto de la zona. Con los nuevos vecinos ha llegado una oleada de nuevos lugares para ver, comer y estar. No podían faltar unas buenas hamburguesas. Alguien me recomendó las Cajún Rustic Burgers (Gob. Luis G. Vieyra 11-4, San Miguel Chapultepec / @CajunDF / canjundf en FB), por lo que me di a la tarea de ir a probarlas.

El menú es sencillo, pero con cierta originalidad que se aprecia: cinco tipos de carnes con cinco tipos de toppings. Hot dogs, papas de tres tipos, cerveza artesanal, refrescos y tantán. Simple y funcional. Al no haber una opción como de cheeseburger, me fui por una clásica (carne con sal y pimienta) y topping Acadia: tocino en tiras, papa rallada y cebolla salteada con cerveza. Curiosamente, hasta me la eché con todo y cebolla. Llegó y se veía muy bien, aunque aparentemente pequeña. Luego supe que se trataba de 160 gr de rib eye muy bien logrado. Primera, segunda, tercera y demás mordidas, y resulta que no era tan pequeña como parecía y que además estaba repleta de sabor. Pasó a mejor vida rápidamente. El secreto, nos contó con orgullo el chef, es que se hacen sobre una plancha de granito; éste le da un sabor distinto y una cocción muy particular. Los sabores están muy bien balanceados. Quiero regresar a probar los distintos tipos de carne: hay con tocino, con ajo, una picante estilo Luisiana (cajún, supongo) y una original Rustic, que es la más condimentada. Se nota que aquí realmente quieren a las hamburguesas. Imperdible.

Compartir
Artículo anteriorBeber hoy: Rococó café espresso
Artículo siguiente#Cómosi
Chihuahuense de nacimiento, radica, desde el siglo pasado en Coyoacán. Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana. Tiene 3 carreras paralelas, concomitantes a veces, separadas generalmente. Por un lado existe Marcelo Lara, director artístico en Warner Music y músico: guitarrista de Moderatto, y también Marcello Lara, catador de hamburguesas: Burgerman.