El prejuicio tenía razón

En la vida ser prejuicioso, por lo general, no lo lleva a uno a nada bueno. Pero los prejuicios, en la mayoría de los casos, tienen su razón de ser. Una buena hamburguesa es un platillo complejo y de cierta dificultad para lograr hacerlo bien. ¿A qué voy con todo esto? Pues que como reza el adagio: más sabe el diablo por viejo que por diablo.

Mis prejuicios con los nuevos lugares de hamburguesas en zonas trendy de la ciudad están, generalmente, bien fundamentados. Cuando un platillo comienza a tener una oferta multitudinaria, es muy probable que los nuevos establecimientos quieran aprovecharse sólo de la moda.

Así, me había estado resistiendo a probar las hamburguesas del sitio llamado Burger Bar Joint (@BurgerBarJMex). Hay tres sucursales en la ciudad pero yo fui a la de la Colonia Roma, en Álvaro Obregón. Finalmente tuve que doblar las manitas. Ya ahí, muchas opciones. Como es mi costumbre, pedí la tradicional, la más sencilla. Si una hamburguesa es buena en su forma más simple, lo será en su presentación más compleja. Pedí una Old School: siete considerables onzas de carne angus, lechuga italiana, jitomate, aros de cebolla y queso cheddar —yo pedí con tocino extra—. Llegó y se veía muy bien. El bollo es propio y muy rico.

La realidad llegó inmediatamente al primer bocado y confirmó el prejucio. Desafortunadamente, aunque se veía muy bonita, no sabía mucho; la rebanada de queso cheddar cubría a la carne y no la pude ver bien hasta haberle clavado la primera tarascada. Dos cosas le hacían falta: sabor y consistencia.

Pasó totalmente sin pena ni gloria. Me sentí mal por la hamburguesa. El lugar está agradable, el servicio muy bien, hay una barra competente y acompañan el platillo con unas bastante decente papas fritas. Curiosamente, para afianzar mi prejuicio, en el Foursquare lo que más se comenta son las bebidas Soda Pops que hacen.

No hay tantos comentarios de las hamburguesas como hay de las bebidas. No soy sólo yo el prejuicioso pero yo lo admito. Para los aventurados que quieran desmentirme o coincidir conmigo, @BurgerBarJMex está en Álvaro Obregón casi esquina con Orizaba, en la colonia Roma. Hay una sucursal en Av. Universidad, en el nuevo centro comercial frente a Plaza Universidad y otra sucursal en Polanco.

Comentarios y sugerencias son bienvenidos en
@burgermanmex y en el blog: burguerman.blogspot.com

Compartir
Artículo anteriorMucho más que un cine
Artículo siguienteEnsaladas saludables
Chihuahuense de nacimiento, radica, desde el siglo pasado en Coyoacán. Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana. Tiene 3 carreras paralelas, concomitantes a veces, separadas generalmente. Por un lado existe Marcelo Lara, director artístico en Warner Music y músico: guitarrista de Moderatto, y también Marcello Lara, catador de hamburguesas: Burgerman.