Una Double-Double para babear

Llegó a mis oídos tuiteros la recomendación de una burger que, descaradamente, osaba utilizar el sacrosanto nombre de la Double-Double. Para los no iniciados, existe una cadena de hamburgueserías originaria del sur de California, llamada In n Out, que utiliza el nombre Double-Double para uno de sus platillos. Estas hamburguesas, por mucho tiempo de culto, constantemente figuran en los primeros lugares de sabor y popularidad en listas de mejores hamburguesas de Estados Unidos.

Aunque no es marca registrada, el nombre de esa burger es de los más populares del restaurante. Y no tiene mucha ciencia porque básicamente se refiere a que es una hamburguesa de doble carne y doble queso. Simple. Brutal. Así que cuando supe que un lugar audazmente le llamaba así a su hamburguesa, me di a la tarea de probarla inmediatamente. Llegué a Moo House Burger (Calle Pedregal 58, Lomas de Chapultepec. O en Twitter) listo para ser sorprendido. Se prepara al momento, y si te sientas tan cerca de la cocina como lo hice yo, escuchas y hueles cómo la delicia toma forma. Llegó. Si quieren babear como lo hice yo, dénse una vuelta por mi Instagram y caigan rendidos. Muy parecida visualmente a la de In n Out, que a su vez es como debe verse un tradicional cheeseburger hecha y derecha.

No es gigante, pero sí de un tamaño razonable para ser una hamburguesa doble. La carne estaba justo en su punto. Buena consistencia y amalgamiento, con buen sabor y una gran relación entre tamaño y grasa. El queso justo como debe ser en un platillo de este tipo: amarillo americano de dudosa procedencia. Los demás ingredientes son frescos y de buena procedencia. Sin embargo lo que la hace brincar de nivel instantáneamente es la relación entre el gran sabor de la carne y la estupenda calidad y consistencia del bollo. Tiene la estructura perfecta para soportar el embate de la grasa y conserva su saborcito muy bien. Creo que esta hamburguesa es un triunfo en todos los sentidos. Me sorprendió. Abrieron una sucursal en Chapultepec, junto al Museo Tamayo.

Lector, puede ser que no esté de acuerdo conmigo, para eso, sus comentarios siempre son bienvenidos en el blog y en el Facebook.

Compartir
Artículo anteriorLa ciudad se pone steampunk con el Fascination Festival
Artículo siguienteSlim: Millonario en un país de pobres
Chihuahuense de nacimiento, radica, desde el siglo pasado en Coyoacán. Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana. Tiene 3 carreras paralelas, concomitantes a veces, separadas generalmente. Por un lado existe Marcelo Lara, director artístico en Warner Music y músico: guitarrista de Moderatto, y también Marcello Lara, catador de hamburguesas: Burgerman.