Un restaurante verde

Pagua
Foto: Chilango

 

Cuando escuchamos Cuicuilco, es muy común pensar en una pirámide —o lo que queda de ella—. Lo cierto es que poco remite a propuestas gastronómicas. Es por eso que dentro de Plaza Inbursa abrió Pagua, un restaurante que tomó su nombre de un tipo de aguacate y que busca evocar el estilo de vida relajado y campirano propio de la zona.

Pagua está enmarcado por el parque ecológico de Loreto y Peña Pobre, así que podrás aprovechar para respirar un poco de aire fresco. Al entrar al local, pensarás que estás dentro de un tablero de Pinterest. Maderas, plantas, tonos grises y azulados componen la postal decorativa, y en días soleados hay que aprovechar su terraza.

Pero vayamos a la parte interesante: el menú. En Pagua encontrarás los hits habituales, como tostadas de pescado, tuétanos para taquear o ceviche de portobello —al que hubiera agradecido un poco más de sal—. En contraparte, la crema de frijol a los tres chiles con rabo de cerdo es un acierto, especialmente si el clima invernal lo amerita.

Entrando a los fuertes, dominan la carne roja, como el lechón, la chuleta o la caña de costra con café oaxaqueño que, honestamente, me quedó a deber. Tal vez debí haberle dado oportunidad al pulpo a las brasas. En el apartado feliz —o sea, el de los postres—, probé tres: un mousse de coco con mango y lychee, la gelatina de agar de jamaica y la terrina de chocolate con chile mulato. Aplausos para este último.

Tiene poco tiempo de nacido, y culinariamente la cáscara de Pagua está un tanto verde. Hay que envolverlo en periódico y meterlo al horno para sacarlo en unos meses y descubrir si ya maduró.

Pagua se encuentra en av. San Fernando 649, en la colonia Peña Pobre. Su horario es de lunes a miércoles de 8 a 23 h, y domingos de 8 a 18 h. Te gastarás, en promedio, $650 —lo bueno es que aceptan todas las tarjetas—. Para reservar, llama al 5171 0066.

También puede interesarte: Las nuevas hamburguesas en San RafaNavidad, dulce navidad: prueba estos postres de temporada.