Benito Juárez guarda silencio

La Delegación Benito Juárez no suelta prenda. Por segundo año consecutivo encabeza la lista de las delegaciones más opacas del Distrito Federal.

De acuerdo con las últimas estadísticas sobre los recursos de revisión resueltos por el Pleno del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del DF (InfoDF), a octubre de 2014, esta demarcación había recibido 122 quejas por parte de ciudadanos que consideran que la dependencia vulneró su derecho de acceso a la información pública.

En 2013, la delegación recibió 124 recursos de revisión, liderando así la lista de las 16 demarcaciones; en 2012, se colocó en segundo lugar con 120, el primero se lo llevó Iztacalco, con 145.

La delegación también ocupa el segundo lugar general como organismo con menos transparencia en el DF después del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC), que tiene 143 recursos en su contra.

Al momento de la publicación, el delegado de esta demarcación, Jorge Romero, no había respondido la solicitud para dar su punto de vista sobre las cifras.

El director de la organización Transparencia Mexicana, Eduardo Bohórquez, considera que la opacidad es un reflejo de lo que se vive en materia de transparencia.

“Aunque el Distrito Federal, en comparación con otros estados, tiene buenos niveles en materia de rendición de cuentas, las delegaciones aún tienen resistencia a otorgar pleno acceso a la información a los ciudadanos”.

Y la Benito Juárez no es la única.

En conjunto, las 16 demarcaciones han recibido 533 recursos de revisión a octubre de 2014, lo que representa 30% de los recursos jurídicos que recibió el InfoDF.

Existen más quejas en contra de estas dependencias que hacia las secretarías de gobierno locales, a las que si fueran englobadas, sumarían 418 recursos.

Coyoacán e Iztapalapa continúan la lista, con 55 y 54 recursos de revisión, respectivamente. Además de Coyoacán, las delegaciones Cuauhtémoc y Cuajimalpa durante tres años han ocupado los cinco primeros puestos de opacidad, al ser acusadas por ciudadanos de atentar contra su derecho a la información.

Bohórquez detalló que los organismos aprovechan huecos en la norma para “desgastar” al solicitante y evitar que continúe los procesos de sus solicitudes. Desde ampliaciones de plazo -10 días extras para contestar- aclaraciones –detalles supuestamente incomprensibles para el ente que el solicitante debe de aclarar en cinco días- o recursos de revisión –que pueden tardar en resolverse mínimo tres meses-.

Miguel Hidalgo, Coyoacán y Gustavo A. Madero son las que más solicitaron prórrogas y, según InfoDF, Miguel Hidalgo, Tlalpan y Venustiano Carranza las que más han catalogado información como “reservada o clasificada”.

LOS QUE PREGUNTAN…

Eduardo Bohórquez, también politólogo por la UNAM, reconoció que en materia de transparencia “aunque nos vemos muy adelantados, nos falta mucho por recorrer”. Según explicó, las solicitudes de información son casi exclusivas para académicos y medios de información. “Mientras la información no ayude a cambiar la vida de los ciudadanos, no tendremos mejoras en materia de transparencia”. Lamentó que “hay mucha indiferencia por parte del ciudadano, lo que permite que el acceso se quede únicamente en un núcleo”.

NI HABLAR…

La transparencia sigue sin ser una práctica habitual para algunos funcionarios y organismos en el DF.

*Coyoacán: La delegación encabezada por Mauricio Toledo también acumula muchos recursos de revisión.

*Iztapalapa: La demarcación que gobierna Jesús Valencia tampoco sale muy bien librada.

*Debilidad: Para Eduardo Bohórquez, las herramientas de transparencia son empleadas por pocos.

AUTORIDAD, ¿CON MIEDO A LA GENTE?

Esa es la percepción que tienen los ciudadanos respecto a la cerrazón de los funcionarios.

Carlos Gorozpe

@Goroz_MU

“Creo que esto es pésimo. No podemos pedir un gobierno a nivel nacional transparente si no lo tenemos ni siquiera en nuestra propia delegación. Habla muy mal de la Benito Juárez”.

Sebastián Morelos

@SebasLovato

“Para mejorar hay que destapar la cloaca y sacar todo lo malo que se hace; a los funcionarios les da temor y por eso ocultan, pero poco a poco se darán cuenta de que ya no podrán hacer tan fácil sus negocios”.

Ulyses Rosas

“La información es poder y el ciudadano con información es peligroso para ellos. Tenemos herramientas para pedir cuentas y yo creo que eso los pone nerviosos”.

(Alejandra Crail)

Compartir
Artículo anteriorUn año no tan nuevo, por @guillermosorno
Artículo siguienteDe la web a lo físico
Escucha conversaciones ajenas. Le gustan los datos y las solicitudes de información. Ama contar historias y los tacos al pastor. Tuitea de vez en cuando: @alecrail.