Vestigios prehispánicos en la Alameda Central

Las autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia revisan los trabajos en la zona para reconocer los hallazgos (17:40)

IGNACIO GÓMEZ | MÁS POR MÁS

8 de Agosto 2012
Este lugar pertenecía a la periferia de la antigua ciudad de México-Tenochtitlan. (FOTO: ESPECIAL)

Los trabajos realizados por el Gobierno del Distrito Federal en la zona para embellecer este parque emblemático de la ciudad, permitieron descubrir canales prehispánicos y cerámica colonial que será resguardada por el INAH, informó el instituto.

Con esta supervisión, se ha permitido reconocer las capas de suelo de las épocas previas a la colonización española y posteriores, por lo que se elaboró un proyecto de salvamento que ya fue presentado al Consejo de Arqueología.

1350
Año del que data el objeto más antiguo encontrado en la zona.
1592
Fecha en la que se estableció la Alameda Central con sus proporciones actuales.

De aprobarse, se efectuará un trabajo para resguardar los materiales para investigarlos y realizar una búsqueda preliminar de los límites de la primera traza que mantuvo la Alameda Central hasta 1770, cuyas dimensiones eran inferiores a las actuales.

Con estas labores en la Alameda, el INAH sumará 111 intervenciones de resguardo del patrimonio arqueológico en distintos puntos la ciudad de México y el área metropolitana en lo que va de 2012, señaló el arqueólogo del instituto, Alfonso Araiza Gutiérrez. 

Desde junio se han vigilado las distintas obras que lleva a cabo la constructora a cargo de este proyecto, en coadyuvancia con la Autoridad del Espacio Público del Distrito Federal, responsable de la intervención.

En tiempos prehispánicos, el lugar donde está la Alameda era una parte cercana a la periferia de la antigua Ciudad de México-Tenochtitlan y correspondía al barrio o calpulli de Moyotla, uno de los 4 en los que estuvo dividida la urbe antes de la colonización.

En cuanto a los materiales coloniales recuperados hasta el momento, la mayoría corresponden a pedazos de cerámica de los siglos XVI al XIX, algunos de ellos procedentes de los conventos que circundaban esa zona.